Cómo utilizar el reenvío X de SSH para ejecutar aplicaciones remotas

Hay ocasiones en las que simplemente es más rápido, más fácil o incluso necesario utilizar una aplicación gráfica, y también hay ocasiones en las que puede estar lejos del ordenador que tiene sus aplicaciones cruciales instaladas. Cualquiera que sea el escenario, Linux y otros sistemas operativos que ejecutan un servidor X tienen la capacidad de reenviar una aplicación gráfica a través de SSH. Siguiendo unos sencillos pasos, podrá ejecutar una aplicación remota en todo su esplendor gráfico.

Instalación y configuración

Antes de empezar, debe asegurarse de que el cliente y el servidor SSH están instalados en los ordenadores correctos. El ordenador anfitrión que tendrá las aplicaciones en ejecución necesita tener el servidor SSH en funcionamiento. En Ubuntu, no está instalado por defecto. Busque el paquete llamado «openssh-server» e instálelo. En el ordenador cliente, necesitará «openssh-client».

El otro paso preliminar importante es asegurarse de que ambos ordenadores están conectados a una red y que puede acceder a ellos a través de SSH. Si los ordenadores están en el mismo edificio, será fácil. Si no es así, es posible que tenga que configurar el ordenador anfitrión para recibir conexiones SSH a través del cortafuegos. Consulte la documentación de su router para conocer el método correcto de reenvío de puertos.

Conectando

1. Abra un emulador de terminal: Gnome terminal, Konsole o algo similar.

2. Ahora conéctese al ordenador anfitrión. Como ejemplo, si la dirección IP del anfitrión es 192.168.254.76 y el nombre de usuario del anfitrión es «bobolina», deberá escribir lo siguiente

ssh -X -lbobolina 192.168.254.76

Esto indica a SSH que reenvíe las llamadas del servidor X al ordenador cliente.

3. En el indicador de contraseña, introduzca la contraseña.

4. Ejecute la aplicación.Por ejemplo, si quiere ejecutar Kwrite, simplemente escriba el comando

dbus-launch kwrite &

(Nota: necesitará tener «dbus-launch» antes de las aplicaciones de KDE 4. Otras aplicaciones que no requieren D-Bus deberían funcionar sin él).

Otras consideraciones

Esto es todo lo que se necesita. Ahora debería ser capaz de ejecutar aplicaciones X remotas a voluntad.Esto puede ser muy útil si, por ejemplo, está ejecutando un ordenador con un disco duro muy pequeño, sin disco duro en absoluto o incluso uno sin unidad de CD-ROM, todos los cuales son comunes con muchos netbooks y mini ordenadores de sobremesa de bajo coste.

Para automatizar este proceso, podría configurar claves públicas SSH para conectarse sin contraseñas y escribir un script ejecutable.Además, si necesita que se reenvíe una sesión X completa, puede utilizar la tecnología NX, disponible con el comercial NoMachine NX o con FreeNX (una alternativa libre y de código abierto).

Al igual que con cualquier solución de red, la seguridad es siempre una preocupación.El uso de SSH proporciona una conexión segura, pero de poco sirve si su contraseña es fácil de adivinar y su cortafuegos permite que cualquiera pueda acceder a ella. Una vez que disponga de un plan seguro, el reenvío remoto de X es una forma excelente de cargar aplicaciones remotas bajo demanda y gestionar máquinas remotas. Las posibilidades sólo están limitadas a su imaginación y a la velocidad de su conexión de red. Experimente con diferentes técnicas y háganos saber lo que descubre.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas utilizando este sitio consideramos que estás de acuerdo con esto. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar